Saturday, July 23, 2016

+ TRAVEL + Parral, Chihuahua: First Motoclub Experience





- ¿Recuerdas que cuando éramos chicos te dije que te llevaría a pasear en moto por el mundo? Empezamos por Chihuahua el jueves. - Por mensaje me llegó la noticia que mi hermano comenzaría a cumplir esa promesa de cuando teníamos poco más de 12 años.

Al principio dudé un poco. Si bien mi hermano por primera vez me estaba invitando a un viaje, solos él y yo (y claro, miembros del motoclub) hacía mucho que no salía sin mi novio y sin mi hija. Después de darle vueltas, consultarlo con amigas y la almohada me dije a mi misma ¿Por qué no?

El viaje comenzaba el día Jueves 14 de Julio a las 5 hrs. Como es costumbre, el día 13 de Julio estaba preparando mis maletas y festejando el cumpleaños de mi novio, además que estaba de visita mi suegra y mi cuñado. Debí haber preparado mi maleta con tiempo, pues olvidé varias cosas importantes para el viaje, pero con el tiempo encima lo único que pensaba era en el viaje.

El mismo día 13 fui a dormir a casa de mis padres para partir de allí con mi hermano. La tirada era que mi hermano y yo iríamos en la misma moto y nos encontraríamos más adelante con miembros del 'Gerber Boys Motoclub'. No me pregunten por el nombre, al parecer alguna historia graciosa dentro del motoclub los hizo elegirlo.

Debido a unos problemas en la moto de mi hermano, decidimos que lo mejor sería ser copiloto de otro motociclista, por cosas de seguridad y comodidad. Así fue como me convertí en la copiloto de Jaime.

No les voy a mentir. Al principio estaba aterrada. Nunca había viajado en motocicleta. Bueno, solo una vez cuando mi hermano compró su moto y nos dio una vuelta a la cuadra, pero estaba clarísimo que no era la misma experiencia.

Primero que nada, me esperaba un viaje de 10 horas con una persona que no conocía para nada y yo sin saber nada de viajes en moto... ¿me muevo para allá o para acá? ¿le estaré estorbando? ¿debería abrazarme o debo andar suelta? ¿mis pies estarán bien? La verdad es que no sabía nada de nada y eso me ponía más nerviosa aún.

Después de una hora de camino comencé a tomarlo más en calma y cambió completamente mi percepción del viaje. Ahora estaba más relajada y por lo tanto más cómoda. Jaime en todo momento me ayudaba y me decía lo que tenía dudas y por sobre todo trataba de que me sintiera cómoda, la verdad mejor compañero de moto no me pudo haber tocado (además de mi hermano por supuesto).

Durante el transcurso del viaje nuestra primer parada fue en Parras, Coahuila a desayunar, ya que todos estábamos hambreados. Pude descansar mis posaderas y platicar más con los miembros del motoclub. 


En nuestro camino nos pasó el primer percance. Una de las motos se quedó sin gasolina en medio de la autopista. Por suerte, casi inmediatamente pasó una camioneta de auxilio vial que nos ayudaron amablemente con este pequeño inconveniente. Después paramos en Cd. Jiménez a comer. Ya nos faltaba poco para llegar a nuestro destino.

Varias horas de viaje, varias paradas y varias dormidas de mis posaderas... logramos llegar a Parral, Chihuahua.


Si se preguntan por que específicamente viajábamos para allá, les cuento. En Parral se realiza una vez al año el encuentro de motociclistas en conjunto con las Jornadas Villistas.

Soy una persona que poco aprendió de historia en la escuela, nunca se me dio, pero les prometo que no olvidaré ya nunca que Parral es el lugar donde muere Francisco Villa.


Pensé que lo primero que haríamos sería llegar al hotel y dejar nuestras maletas y todo, pero noooooooooo, fuimos directo al primer evento de motociclistas: La bienvenida y el desfile por la ciudad.

Sinceramente al principio me sentí un poco mal, como habíamos salido a las 4 am de la casa la verdad es que ni me pinté ni me peine ni nada, pensé que podría llegar a darme una manita de gato al hotel y no fue así. Luego descubrí que el glamour no esta tanto a la par con los viajes de motocicletas jajajajaja.

Llegamos a un lugar que se llama Puerta del Tiempo. Hay una estructura con dos caras, una representando al pasado y otra al futuro. En los cimientos de esta estructura se encuentra una cápsula del tiempo, donde los habitantes de Parral depositaron fotos, cartas y recuerdos para ser nuevamente vistos en el año 2050. La estructura al parecer tiene escaleras y puedes subir para tener una mejor vista de Parral, sin embargo no tuvimos la oportunidad de hacerlo.


Les presento a mis compañeros de viaje (de izquierda a derecha): organizador del evento (?), Felipe (el líder del viaje), mi hermano, yo, Dante, Cachetes (Eric ?) y Jaime. Faltó otro Felipe (el mecánico del grupo) que nos tomó la foto.

Llegando aquí, nos estacionamos para esperar el primer evento de todos, el recorrido en moto por las calles de Parral. Estuvimos en espera como unos 30 minutos en lo que llegaban motociclistas de otras ciudades y estados y a las 18hrs comenzamos el recorrido.



Lo primero que noté, además que eran motocicletas de a montón, es que es un evento que los ciudadanos reciben bastante bien. En el recorrido se podía ver las calles llenas de gente esperando ver las motos, tomando fotos y videos. Y es que no era solo que estaban en la calle principal, si no que por todas las calles del recorrido había gente a montones. A como me comentaba Jaime, lo único que fallaba era la organización del recorrido, pues hacíamos muchos altos por semáforos y demás, pero sinceramente a mi me pareció bastante genial.

El recorrido acababa en una calle que estaba cerrada, donde se hacían los eventos de noche: concursos, conciertos en vivo, tienditas con souvenirs, puestos de comidas y bebidas, etc. Ese día no nos quedamos mucho en el evento pues estábamos ya agotados todos. Fuimos al hotel a dejar las maletas y dormir, nos esperaban días de tours y eventos y teníamos que tener todas las energías del mundo.


Aunque había un itinerario para el encuentro de motos, nosotros decidimos turistear mejor. El viernes nos levantamos temprano y visitamos el museo de la Mina 'La Prieta', principal lugar turístico de Parral. Nuestro guía turístico nos contaba como la mina fue el origen de Parral, y que gracias a ella la ciudad había crecido tanto, sin embargo por problemas de agua en la mina cerró. La mina entonces se convirtió en un museo.


El recorrido consiste primero en visitar la mina y conocer como se trabajaba, que minerales se sacaban de ahí y todas esas historias y datos curiosos que nuestro guía hacia bastante interesante y ameno al explicarlo.

En la mina hay 25 niveles subterráneos, sin embargo para turistas solo se puede acceder a los primeros dos niveles.

Lamentablemente ese día nos tocó que el elevador estaba averiado y sólo pudimos ver el primer nivel. Aún así fue bastante divertido y educativo el recorrido.

Después de atravesar la mina, se sube hasta donde esta toda la maquinaria.

Hay también un mirador donde puedes observar toda la ciudad.

Por la noche está todo iluminado y se ve hermosos, sin embargo no permiten el acceso después de las 18 hrs, una lástima en verdad por que la vista era preciosa.

Ahora, recuerdan que les mencioné que había olvidado cosas para empacar en mi maleta. Bueno, la principal fue mi bloqueador, y aunque me prestaron uno no evitó el que me quemara la línea del escote y la cara. En estos momentos estoy mudando de piel jajajajaja pero fue horrible D:




Después de visitar la mina, nos pasaron el dato de que se haría la presentación oficial de la estatua ecuestre más grande del mundo. No pudimos llegar a tiempo a la presentación, así que no les puedo decir datos si es la más grande del mundo en general o de Francisco Villa, la verdad no indagué mucho sobre el tema, sólo supe que hubo controversia al respecto.

Aprovechando que estábamos cerquita, fuimos al museo de Villa, donde pues, como su nombre lo dice, es un museo dedicado a Francisco Villa. Había fotos, murales, artefactos que usó Villa, todo dedicado a él.


Igualmente había un presentador bastante ameno que hasta me disfrazó de adelita, moría de vergüenza por que había gente ahi viendo jajajaja, pero fue divertido, hasta me hizo 'fusilarlo'. De ahi nos comenzó a contar muchísimas historias y anécdotas y me apodó la adelita del grupo lol.

Terminando el recorrido nos comentó que el día siguiente habría una representación de la muerte de Villa en la ciudad, cosa que se realiza cada año en las Jornadas Villistas.

Nos fuimos entonces al evento y estuve platicando mucho con mis compañeros de viaje. Yo preguntaba sobre el motoclub, cuando se habían unido, que tanto tiempo tenían de ser motociclistas y pertenecer al club, ya saben, haciendo bonding pues ya les había tomado algo de confianza. Pasaron varias cosas graciosas pero por respeto a los chicos y su privacidad no les puedo contar :(

El día sábado, lo fuerte del evento, a primera hora fuimos a visitar y conocer la ciudad de Santa Bárbara.


Como les comenté, el glamour y los mototrips no están muy unidos. Al menos no en los viajes de verdad... o al menos no en mi caso jajajajaja. Ese día me había alcanzado a planchar el pelo pero en el viaje murió completamente y se enredó todo. El sol infernal no me permitía (ni con bloqueador) andar con la piel expuesta así que siempre llevaba alguna camisa de mi hermano para cubrirme. Sin embargo, aún con todas estas cosas, los viajes en moto eran geniales y no los cambiaría por nada.

De vuelta a la ciudad, aun teníamos tiempo y conocimos la ciudad mas a fondo, visitando lugares y probando cosas.




Las personas se nos acercaban de todos lados y pedían tomarse fotos con las motos, nos preguntaban de donde veníamos y siempre terminaban contándonos alguna historia o algún anécdota. Sinceramente son las personas más amables que he conocido en mi vida, en verdad son amor de personas. Podríamos habernos quedado mil años a conocer todo y a todos.

Lamentablemente se nos iba el tiempo y teníamos que seguir adelante. No alcanzamos a ver la representación de la muerte de Villa, por lo cual quedé un poquito decepcionada. 'Al cabo se va a morir' me dijeron.

Terminamos en el evento disfrutando de música en vivo, de las personas y el ambiente del lugar hasta que nos llegó el chisme de que habría una pelea de dos motoclubs en el evento. Decidimos salir de ahí por si las moscas y terminamos en el hotel con platicas amenas nuevamente. Ahora si era tiempo de dormir temprano pues teníamos que partir el día siguiente.

Y así fue como el domingo estábamos de regreso en carretera, viajando nuevamente.

Nos pasó que una moto se averió y perdimos casi una hora en poderla echar a andar nuevamente.

'Ahora falta que nos llueva para que sea un viaje más completo' me comentaba Jaime.

Voz de profeta ya que en el camino nos tocó lluvia. Las gotas eran como agujas en la piel, aun con chaqueta y pantalón, pero bastante refrescante.

Ya por lo último que me preocupé es cuando me daban los celulares para tomar fotos jajajajaja es la experiencia más aterradora que he sentido pues el aire choca fuerte y en un descuido se me caía, ¡que horror!

La experiencia como copiloto no es la misma que de piloto, lo que me abrió bastante la curiosidad y me entró la espinita de comprar una para mi.





Y por último la foto de la bebé que me paseo todo este tiempo.

Debo admitir que lo que más disfruté de todo fue el viaje de regreso. No era exactamente por que quisiera volver a casa, pero ya teniendo una relación más de amigos con los Gerber Boys y ya muchísimo más cómoda en la moto, el retorno fue una experiencia maravillosa.

Por lo pronto ya estoy invitada a otros eventos motociclistas, y si me lo permite el dinero y el tiempo, ¡seguro que voy!

Disculpen que les cuente todo así tan rápido, pero es que enserio me podría extender mucho en la entrada y tampoco quisiera aburrirles, lo que si les puedo decir es que estos viajes son un dolor en el c*lo, ¡literalmente! Espero acostumbrarme XD.

You Might Also Like

0 comentarios

¡Gracias por tus comentarios!

Member Of

All Bloggers

Blogs to read